¿ Que querriais tener al final de todas las cosas?

Más reciente

El futuro que se nos fué.

A veces uno se para y piensa, ¿que quiero hacer con mi vida? ¿ que va a ser de mi? ¿ en que ocuparé mi tiempo hasta que la llama de la vida se me apague?

Respuestas hay una para cada persona, ya sean por sus circunstancias, su originalidad, su forma de vida ect…

Pero en el 99.99% de las veces, el futuro no se nos presenta tan alentador como nosotros imaginabamos. La vida, las circunstancias, nuestro entorno, todo nos condiciona a seguir un camino en un único sentido, pues cada dia que pasa, cada minuto que se esfuma, cada segundo que se pierde, no va a volver. Ese beso que no diste en su momento, esa decision que dejaste para otro momento, ese “Te quiero” o ” Me gustas” que no dijiste en ese preciso momento, no volverá. Estas muy equivocado/a si piensas que vas a encontrar el tiempo perdido. Aun sabiendo esto, ¿ tu preocupacion sigue siendo tu futuro?

¿ En que momento de tu vida llega tu futuro?

No vas a ser el primero ni el último al que le parecen que los dias se hacen mas cortos, el que ya vacía su cabeza de lo que antaño fue para que ocupe su voluntad un señor o señora acorbatada, politicamente correcta y apta para la sociedad, la cual, grita de agonía en estos tiempos. ¿ Guardarás tu pasado en fotos para despues, pasado el tiempo en busca de tu futuro, las mires y pienses ” Que buenos tiempos aquellos…”?

Hoy, debido al futuro, debo destrozar mi corazón y mi pasado. ¿ Que queda luego? Ya os lo contaré…

Vivid vuestra vida como os plazca, disfrutadla al 100%, cada minuto, segundo, instante… ¿ Hay vida despues de la muerte? Nadie lo sabe, asique aprovecha ahora que sabes que existes. Y no debes buscar el futuro que tu entorno ( familia incluida) cree correcto para ti. Haz el que tu quieras, con eso serás feliz.

Caminante

Ya lo ves, no soy yo y tampoco eres tu.

Podria ser el clima, el tiempo, el Sol, la Luna, pero sabes que no influye demasiado en nuestro destino. ¿ Destino? Seré idiota, otra vez pensando en voz alta, otra vez mirando hacia el cielo, casi suplicante a las deidades, que hacen oidos sordos a mis plegarias.

Nos separa relativamente poca distancia, mas cada centimetro lejos de ti, me parecen años luz. Tampoco te voy a decir que con lo poco que me has enseñado, me has encandilado, solo seria volver al ciclo vital del enamorado torturado, una y otra vez la rueda del infortunio señala mi estampa. Y no puedo hacer nada. Nadie puede ayudarme y quizá yo tampoco quiero ayuda.

Arrogante podria ser yo, pues doy por sentado que tu tambien sientes lo mismo pero… ¿ no es acaso asi? ¿ no sentiste algo dentro de ti la primera vez que nos vimos? ¿ no tienes ese deseo irrefrenable de estar cerca mio? ¿ podrias decir, aunque te cueste la vida, que no te he atraido tanto como me has atraido tu? ¿ puedes sacarme de tu mente?

Ahora me paro y pienso…. ¿ Como? ¿ Como has sido capaz de meterte en mi mente? ¿ Como haces para no poder sacarte de ahi? Yo se que esto no va a acabar bien, pues cuanto mas te quedes dentro de mi, mas me dolerá tu partida. Y es inevitable la marcha. Este cuento no acaba bien, esta historia no va a tener final feliz, aqui no hay malos pero tampoco hay buenos.

Solo estamos yo, mi cabeza y tu recuerdo. Caminando todos a una por el sendero de la vida.

Renuncias

¿ Cual debe ser el precio a pagar por quererte? ¿ Cual es la pena? ¿ Hay alguna duda al respecto?

¿ Que he de dejar atrás por ti?

Mas importante aún, ¿que estarias dispuesta a hacer por mi?

No tiene sentido asomarse al vacio, pues un simple resbalon puede cambiarte la vida… a menos que tu me construyas un puente para poder atravesarlo.

¿ Me construirias un puente o me dejarias caer?

Quizas no quiera saber la respuesta. O si…

Sensaciones

Que despiertan. Hacia tiempo que no las sentia, hacia tiempo que nadie merecia la pena como para volverlas a sacar de los adentros.

¿ Está bien lo que hago? ¿ Lo que siento? Seguramente no.

Tentadora, la fragancia que desprende tu cuerpo.

Profundo, el brillo juguetón que escapa de tu mirada.

¡ Esque sé que no esta bien! Cuanto mas me resisto, mas siento que caigo en tu trampa.

Debo aguantar… debo resistir… no puedo… no debo…

… pero quiero.

Dia normal

Llegué a mi trabajo, tras una dura jornada en mi casa.

Cerré el sillón y me tumbé en la puerta mientras lanzaba mi percha hacia el sombrero. Abrí una televisión a la par que encendia la revista, pues terminó mi programa favorito. Resignado, me levanté de las escaleras y subí el sillón, hacia mi cuarto. Al llegar, me tumbé en mi mujer cuando escuché a mi cama llamarme. Cerré las escaleras de mi cuarto y bajé por la ventana. Tenia ante mi un delicioso moscardón, pero un plato de comida comenzó a fastidiarme detras de la oreja. Comí mi zapato con muchas ansias, pero ví que tenia un poco de arena en el plato y me levanté a limpiarlo. Cuando llegué al perro, mi patio comenzó a ladrar y no paró hasta pasados 3 minutos. Me alegré muchisimo, pero me calmé cuando me enfadé un poco al ver mi zapato sucio de nuevo. Corrí a morír cuando me tropecé y me comer.

Copa amarga

La puerta del bar se abrió lentamente y a trompicones. Al instante, una figura de baja estatura la atraviesa. Vestida con una gabardina negra y sombrero de copa, la figura meneaba la cabeza de un lado a otro con cierto nerviosismo, tal vez buscaba a alguien. Detuvo su mirada en una de las mesas durante un par de segundos. Comenzó a andar hacia esa mesa, la cual estaba ocupada por un hombre que leia distraidamente el periodico. Un carraspeo de la figura con sombrero, le hizo levantar la vista:

– ¿ Hmm?

– Es ustéd

– ¿ Perdon?

– ¿Hmmm… Olegario Baranda?

– Pues si, soy yo

– Vengo del departamento de policia… ha sucedido algo grave… su familia…

El hombre del pelo castaño, se lleva las manos a la nuca y se recuesta sobre la espalda de la silla, con semblante totalmente serio. Tras unos segundos de dubitación, se incorpora en la silla, cerrando cuidadosamente el periodico y apartandolo a un lado. Se enciende un cigarro y queda con la mirada perdida hacia la barra del bar. La figura prosigue:

– Vera señor Olegario, hace apenas 3 horas a habido una pequeña explosión en su domicilio. Como ustéd comprenderá, no fue “pa” tanto, pero los muros de su casa se vinieron abajo, sepultando a toda su familia. Segun los técnicos que acudieron, lo ha provocado una bombona de butano. La onda expansiva ha sido tan devastadora que ha borrado del mapa las casas mas próximas a la suya, dejando un reguero de cadáveres a lo largo y ancho de su domicilio

– ¿ Una bombona me ha tirado los muros de la casa?

– Como se lo cuento.

– ¿ No sobrevivió nadie entonces?

– No, pero el cementerio situado enfrente de su casa no ha sufrido daños… si eso le consuela

El hombre de pelo castaño suspira lentamente cerrando los ojos:

– Tranquilo, fué solo un WIPE. Resucitarán en cuanto se les pase el debuff.

Diosa de la Locura

Firme te hallas en tu pedestal cristalino, paciente, tranquila… Todo lo contrario a lo que realmente tu imagen provoca. Siembras discordia e infortunio sobre las vidas que tu caprichoso dedo señala, manejandolas a placer, como si de juguetes se tratasen.

Nublas juicio y entendimiento, manejas el destino de los hombres y mujeres como si de una titiritera te tratases. Tu rostro no tiene forma, no quieres que se te reconozca, actúas en las sombras, sacando lo peor y lo mejor de cada uno. Esto te divierte, el crimen perfecto, todos te tenemos dentro, no podemos escapar a tu llamada, incansable, seductora, profunda, que cala en el mismo sentimiento, despertando en los mortales ese sentimiento de invulnerabilidad digno de los Dioses. Coges de la mano, con un gracioso gesto, invitas a bailar a tu ritmo, siguiendo los pasos de tu enfermizo juego. No, insaciable, nunca te cansas y haces pensar que la fatiga no existe, animada por voces ajenas conduces a tu reino a todo aquel que a tu juego se atreva a practicar. Tu perfume embriagador, aroma a excitacion, a euforia, a rabia, odio, alegria, tristeza, simpatia, frialdad…  Cargas contra todos y todo, contra ti misma incluso, pero sigue divirtiendote, este juego masoquista en el que cuanto mas controlado esté por ti, mas te excitas y menos ganas tienes de desaparecer.

Mas nunca te dejaremos ir, Diosa de la Locura.